La importancia del liderazgo en la educación



“Un buen líder lleva a las personas a donde quieren ir. Un gran líder las lleva a donde no necesariamente quieren ir pero deben de estar”

- Rosalynn Carter


¿Qué es el liderazgo y por qué es importante?

En cualquier tipo de organización, grupo, equipo, siempre se va a requerir un líder que sea capaz de orientar a las personas para llegar a una meta en común e impulsar el desarrollo individual de cada uno para que alcancen su máximo potencial.


Por lo general cuando se habla de líder las personas piensan en empresas o negocios, pero las escuelas y las clases, también requieren de líderes, a esto se le llama liderazgo educativo. Se define como la labor de movilizar e influenciar a otros para articular y lograr las intenciones y metas compartidas de la escuela.

Tiene una influencia importante en el mejoramiento escolar, permite concretar la capacidad potencial de las escuelas, incidiendo en la motivación, habilidades, prácticas, condiciones de trabajo e impactando indirectamente en el aprendizajes de los estudiantes.


Tipos de liderazgo

El tipo de liderazgo depende de las particularidades de cada grupo, las personas, las metas, los recursos, de la persona que se va a desempeñar como líder, entre otros factores. Algunos tipos de liderazgo son:

  • Liderazgo transformacional: Un liderazgo que es capaz de producir una transformación fundamental en la organización, expresando altas expectativas del desempeño de sus colaboradores, y proyectando autoconfianza y confianza en su equipo.

  • Liderazgo distribuido: El líder se convierte en un agente de cambio que conoce las competencias individuales de los miembros de su equipo y las aprovecha para alcanzar una meta en común. Es capaz de identificar, establecer acuerdos y metas deseables, estimulando y desarrollando un clima de colaboración, apertura y confianza entre todos los individuos.

  • Liderazgo pedagógico: Está orientado a la gestión de lugares dedicados a la educación. Se centra en la organización de prácticas en la escuela y en el incremento de los resultados de aprendizaje, involucrándose en el desarrollo de los docentes y en las tareas pedagógicas. Su foco es la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje.

El liderazgo es una práctica casi situacional que depende mucho de la comunidad en la que se desarrollan las personas. Un buen líder es capaz de adaptarse a la situación y al grupo con el que se relaciona de tal manera que todos pueden desenvolverse para alcanzar su máximo potencial.


La importancia del liderazgo en la educación

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) declara al liderazgo educativo como el segundo factor más importante para desarrollar el aprendizaje, es necesario crear organizaciones escolares más flexibles, capaces de adaptarse a contextos sociales diversos. La creación de espacios educativos enfocados al aprendizaje efectivo no debe ser solo para los alumnos pero para los docentes, de tal manera que se les brinda el apoyo adecuado para ejercer su labor de la mejor manera.


Esto implica enfocarse en varios factores, tales como:

  • El aprendizaje como actividad.

  • Crear condiciones propicias para el aprendizaje.

  • Comunicación efectiva entre el liderazgo y el aprendizaje.

  • Compartir el liderazgo.

  • Compartir responsabilidad de los resultados.

  • Promover la cooperación y cohesión entre el cuerpo docente.

  • Comprender y visualizar lo que se quiere conseguir.

Además de la creación de buenos ambientes escolares, la transformación debe manifestarse en un cambio físico. La renovación tiene que ser vista por todas partes, pequeñas reparaciones o arreglos deben evidenciar un mejoramiento. En la educación a distancia esto se puede traducir al uso de TICC’s (Tecnologías de la Información y la Comunicación), mejoramiento de hardware e incluso en técnicas y métodos de enseñanza.


Un buen liderazgo es necesario para poder alcanzar metas y objetivos de desarrollo y aprendizaje y es de igual importancia crear ambientes en donde el liderazgo y el aprendizaje puedan convivir en equilibrio. Entender esta relación es entender que existe responsabilidad de ambas partes para crear un lugar propicio para la educación por lo tanto depende de los docentes y de los estudiantes para impulsar el aprendizaje.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo